Pregón de la XVIII Semana Cultural

LaHoraDelGallo

Alguien voló sobre el Gallo de la Madalena, bajo este poco convencional lema, nuestra semana cultural se rebela frente a conveniencias y se pone dadaísta para diseñar una provocación. Una provocación abierta al orden artístico, cultural y político establecido. Una provocación mediante decenas de actos programados y a través de nuestro propio estilo organizativo.

Desde hoy hasta el 24 de junio, las fiestas del barrio de la Madalena se extienden a lo largo de una semana de 13 días, una transgresión imprescindible que se toma el tiempo justo para recibir el verano como se merece.

La Asamblea de la Semana Cultural de la Madalena deseamos poner el acento en el proceso de construcción de las fiestas, por encima de la cantidad y la calidad de las propuestas. Apostamos por el “hazlo tu misma de manera colectiva” frente al formato del “promotor institucionalizado”. Queremos celebrar que somos barrio reforzando nuestros valores: la solidaridad, la autogestión, el antirracismo, el feminismo, y la defensa de un modelo de barrio pensado para las personas.

Sabemos que cambiando nosotras, nuestro entorno y nuestra sociedad cambiará. Es por eso que ponemos cuidado en no diferenciar roles de género y en respetar la diversidad.

Nuestro mundo es y será, transfeminista e igualitario, en nuestro barrio cabemos todas; Queremos que nuestras fiestas sean el reflejo de esta voluntad:

Que no vamos a servir a los valores del patriarcado, y vamos a respetar las diversas opciones vitales: sexuales o culturales.

Que vamos a apostar por un barrio no consumista y respetuoso con los espacios que compartimos.

Que vamos a apoyar a nuestro pequeño comercio defendiendo el modelo de consumo de proximidad que nos beneficia a todas.

Que vamos a encontrarnos en las calles y las plazas, para reirnos, cuidarnos, escucharnos, y apoyarnos, como sabe hacerlo un vecindario unido.

Y vamos a construir para nuestros niñas y niños caminos escolares que fomenten su autonomía, y su relación con las calles donde viven.

Y para celebrarlo vamos a disfrutar nuestra semana de muchos días: una semana construida a base de amor, rebeldía y compromiso.

¡Viva la Semana Cultural de la Madalena! ¡Viva la Madalena, mecagüen dios!